Padre rico, padre pobre

Hoy he estado leyendo sobre asuntos financieros, cosa bastante rara en mi. Todo empezo hace unos días cuando encontré un artículo de Jaizki Arteagabeitia titulado “El mito de que el alquiler sale igual que la hipoteca“.

Releyendo hoy el artículo me doy cuenta de que no me entero bien de lo que me explica con tantos intereses y porcentajes. Así que, decidido a profundizar algo más en el tema, llego a la página de un club llamado Rich Dad Club, creado por Jaizki y otros amigos para lograr la “independencia financiera”. Hasta donde me he enterado, la independencia financiera consiste en conseguir algo de dinero, ahorrar, invertir con inteligencia y seguir reinvirtiendo hasta que las inversiones produzcan lo suficiente para vivir sin trabajar, al menos en lo que a uno no le guste. En resumen, se trata de hacerse rico. Sigo buscando más datos y al parecer todo esto está inspirado en un libro titulado “Padre rico, padre pobre” de Robert Kiyosaki, que espero leer lo antes posible.

A mí, analfabeto financiero y económico, todo esto me parece “insostenible” (palabra idolatrada por mi amigo José Enrique). A partir de aquí me pregunto ¿podemos todos ser ricos?, ¿para que haya ricos tiene que haber pobres?, ¿es esta una estrategia de tipo todos ganan o es necesario que algunos pierdan? No intento criticar ni juzgar, sólo lanzo estas preguntas por si puede crearse un debate al respecto y todos podemos aprender algo de ello. De hecho yo mismo vivo y alimento el sistema, gano y gasto dinero y me pregunto si actuo correctamente o al menos coherentemente en este sentido. Porque de lo que si estoy seguro es de que ando algo despistado y poco informado sobre estas cuestiones.

Referencias

Polvo de estrellas

Leyendo “Hiperespacio” de Michio Kaku.

«En lugar de sentirse abrumado por el universo, yo creo que quizás una de las las experiencias más intensas que puede tener un científico, casi próxima a un despertar religioso, es el entender que somos hijos de las estrellas y que nuestras mentes son capaces de comprender las leyes universales a que ellas obedecen. Los átomos de nuestro cuerpo fueron forjados en el yunque de la nucleosíntesis dentro de una estrella en explosión eones antes del nacimiento del sistema solar. Nuestros átomos son más viejos que las montañas. Estamos hechos literalmente de polvo de estrellas. Ahora estos átomos se han unido a su vez para formar seres inteligentes capaces de comprender las leyes universales que gobiernan dicho suceso.»
Un maravilloso libro de divulgación científica, escrito con soltura, fácil de leer y muy útil para ponerte al día en los últimos, y no tan últimos, adelantos de la física teórica.