La dieta del tenedor: cómo adelgazar usando la vajilla y la cubertería

Una mesa bien puestaEn la vida sólo hay dos cosas importantes sobre las que tenemos algún control:

  • Qué hacemos (no tanto control)
  • Cómo lo hacemos (mucho más control)

La mayoría de las dietas suelen enfocarse casi exclusivamente al “qué comemos” pero normalmente se deja de lado el “cómo comemos”.

Por fortuna tengo una constitución genética que me ayuda a estar delgado y que me permite desayunar todas las mañanas medio bollo de pan con aceite y tomate, otro medio con aceite y mermelada de naranja amarga y un vaso de leche con colacao (ahí es ‘ná’). No obstante tengo dos costumbres que creo que me ayudan a mantenerme en mi peso: como muy despacio y paro cuando no tengo más hambre.

Hoy leyendo un artículo en un blog del que soy asiduo he encontrado unos sencillos consejos que pueden ayudar a comer mejor y más despacio, la bautizaré como “La dieta del tenedor” por si hago escuela y luego tengo que reclamar los derechos de autor.

Ahí va La dieta del tenedor:

  • Después de cada bocado suelta el tenedor, o la cuchara, en el borde del plato, aprovecha la pausa para masticar tranquilamente y luego vuelve a la carga
  • Sírvete SIEMPRE en un plato: no comas nunca nada que no pase por tu plato, esto incluye el comer de pie mientras preparas la comida, la merienda o cualquier otro tipo de picoteo.
  • Utiliza platos y cucharas mas pequeños, esto engaña a nuestro cerebro sobre la cantidad de alimento consumido y nos hace comer menos

Sigue esta dieta tan sencilla en apariencia y tan fácil de saltarse en la práctica y ya me contarás los resultados.

Enlaces relacionados

El cisne negro: cómo entender y aprovechar los sucesos raros

cisne_negroEl cisne negro es un libro de Nassim Taleb sobre los sucesos raros, fortuitos y devastadores. Normalmente este tipo de sucesos tienen mayor impacto en el desarrollo de la historia (y de nuestras propias vidas) que los sucesos habituales, esperados y repetitivos en los que creemos que se basa nuestro mundo.

Lo que el autor llama “Cisne Negro” es un suceso que cumple tres condiciones:

  • Rareza: fuera de toda expectativa, nada del pasado lo sugiere.
  • Impacto devastador (en este sentido el descubrimiento de los cisnes negros no fué realmente un cisne negro)
  • Explicable y predecible “a posteriori”, nunca “a priori”.

Nassim separa la realidad en dos mundos contrapuestos: Mediocristan (el reino de las tendencias medias y las distribuciones normales) y Extremistán (el reino de los sucesos extraordinarios y las distribuciones fractales). Es de vital importancia saber cuando nos movemos en un reino u otro para saber cuales son las herramientas o paradigmas que podemos aplicar en cada caso y además hay que tener en cuenta que la mayoría de las veces nos movemos por Extremistán, aunque pensamos lo contrario.

Corremos grandes riesgos aceptando teorías basadas en información insuficiente, simplemente porque confirman nuestras creencias. Sería mucho mejor prestar más atención a lo que estamos haciendo y a lo que está sucediendo realmente en cada momento, evitando tanto como podamos encorsetar nuestras experiencias dentro de teorías. La lógica del Cisne Negro hace que lo que no sabemos sea más importante que lo que sabemos. Así que, al diablo con todos nuestros prejuicios, con los libros de recetas para triunfar en la vida o con las historias de cómo hacerse millonario.

Ya que no podemos controlar los sucesos impredecibles, deberíamos aceptar la incertidumbre e intentar maximizar nuestra exposición a la casualidad de signo positivo, situándonos en el camino de las nuevas ideas y tendencias.

A continuación os transcribo los párrafos del libro que más me han gustado.

Antes del descubrimiento de Australia se pensaba que todos los cisnes eran blancos, una creencia irrefutable pues TODAS las observaciones lo confirmaban. La primera visión del cisne negro acabó no obstante, con una creencia que parecía inamovible y basada en millones de observaciones. Una sola observación puede invalidar una afirmación generalizada derivada de una cantidad apabullante de observaciones positivas. (página 23)

La vida es el efecto acumulativo de un puñado de sucesos impactantes e inesperados. ¿Cuántos inventos, hechos históricos y descubrimientos se realizaron siguiendo un programa? Pensemos en nuestra vida, en la elección de profesión, los trabajos que tuvimos, nuestras parejas, cualquier hito importante en nuestra vida ¿con qué frecuencia siguieron un plan preestablecido? (página 25)

El mundo en que vivimos tiene un número creciente de bucles de retroalimentación que hacen que los sucesos sean la causa de más sucesos (por ejemplo, compramos un libro porque todos lo compran) con lo que se generan unas bolas de nieve y ciertos efectos arbitrarios e impredecibles del estilo “el ganador se lo lleva todo” y que afectan a todo el planeta. Vivimos en un entorno en que la información fluye con demasiada rapidez, acelerando así esa epidemia. Asimismo, los sucesos pueden ocurrir porque se suponen que no van a hacerlo. Nuestras intuiciones están hechas para un entorno con causas y efectos más simples y una información que se mueve despacio. (página 29)

El ensayo y el error significan no cejar en los intentos. Tenemos dificultades psicológicas e intelectuales con el método del ensayo y el error, así como para aceptar que las series de pequeños fracasos son necesarias en la vida. Mi colega Mark Spitznagel entendía que los seres humanos tenemos un complejo mental ante los fallos. Su lema era: “Es necesario que nos encante perder”. (fallo: no apunté la página)

Al empirismo escéptico le importan más las premisas que las teorías, quiere minimizar la dependencia de éstas, mantener los pies en el suelo y evitar las sorpresas. Quiere estar más o menos en lo cierto antes que exactamente equivocado. (página 339)

En cierta ocasión recibí uno de esos consejos que te cambian la vida. Mi compañero de estudios me dijo cuando me disponía a correr para no perder el metro: “Yo no corro para tomar el tren”. Desdeñemos el destino. He aprendido a resistirme a correr para seguir cualquier plan preestablecido. Puede parecer un consejo tonto pero funciona. En la negativa a correr para tomar el tren me he dado cuenta del auténtico valor de la elegancia y la estética en la conducta, esa sensación de ostentar el control sobre mi tiempo, mis planes y mi vida. Perder el tren sólo produce dolor al que corre para tomarlo. Asimismo, no ajustarse a la idea de éxito que los demás esperan de uno sólo es doloroso si eso es lo que se anda buscando. Si así lo decide uno se coloca por encima de la febril competencia de la vida moderna y la jerarquía, no fuera de ellas. (página 415)

Muchas veces me desconcierta que las personas podamos tener un día horrible o enfadarnos porque nos sintamos engañados por una mala comida, un café frío, un rechazo social o un gesto de pésima educación. Tardamos muy poco en olvidar que el simple hecho de estar vivos es un elemento de extraordinaria buena suerte, un suceso remoto, una ocurrencia al azar de proporciones monumentales. (página 416)

En otros blogs

“El cisne negro: el impacto de lo altamente improbable” editado por la Editorial Paidós Ibérica es la segunda obra traducida al castellano del profesor libanés-americano, ensayista de éxito y ex-operador bursátil Nassim Nicholas Taleb que se define a sí mismo como “empirista escéptico” es uno de esos pocos libros que una vez leídos te sientes en la obligación moral de recomendarlos vivamente amén de sugerir una profunda reflexión sobre muchos de los supuestos filosófico-matemáticos aplicados a la economía, a la concepción del riesgo y a la gestión de la incertidumbre. Si en los 80’s “La Meta” de Eliyahu M. Goldratt removió nuestras viejas y anticuadas concepciones sobre la gestión y en los 90’s “La Quinta Disciplina” de Peter M. Senge nos hizo reflexionar sobre la necesidad de adoptar el pensamiento sistémico para afrontar los desafíos crecientes de un mundo complejo, en la presente década la obra de Nassim N. Taleb vendrá a significar en mi opinión lo que Goldratt y Senge representaron en el mismo ámbito en el que plantea sus reflexiones el profesor Taleb: descubrir los errores en los procesos de razonamiento cuando los humanos nos enfrentamos frente a la complejidad, la incertidumbre y la aleatoriedad.

Pensamiento sistémico: El Cisne Negro de Nassim Nicholas Taleb.

Si andas perdido

  • El Cisne Negro (Black Swan) es también una canción de Thom Yorke
  • En 2010 se estrenó la película Cisne Negro del director Darren Aronofsky en ella la actriz Natalie Portman representa el papel de una ambiciosa bailarina que hará lo que sea para conseguir ser la primera bailarina en una representación de “El lago de los cisnes”

Enlaces relacionados

Eficiencia energética

La energía más limpia es la que no se consume.

Este anuncio publicitario de la compañía Basf hecho por Xplane nos cuenta de una manera muy gráfica como la eficiencia energética es parte de la solución del problema energético que se nos avecina.

Creo que merece la pena verlo: http://www.xplane.com/examples/basf/earth2030/sp/

Enlaces relacionados

¿Cuánto dinero se puede ganar con un blog?

Me consta que una de las maneras más efectivas de conseguir visitas en un blog es hablar sobre cómo ganar dinero con un blog; así que aquí no podía faltar una entrada dedicada a tan lucrativo tema.

Yo llevo unos días haciendo experimentos con la publicidad de este blog (por si no lo habéis notado), y la verdad es que como novato lo tengo crudo. Con unas 100 impresiones de página por día adsense no te da ni un céntimo de dolar, tres clics que se han hecho hoy en los anuncios dejan 12 centavos de dolar.

He realizado una rápida búsqueda en Internet sobre el tema, junto con algunas referencias a Yaro Starak (el gurú de moda en este mundillo) y páginas cargadas de anuncios que venden libros sobre como hacerse millonario aporreando el teclado. Y al fin he encontrado una entrada cargada de sensatez, cuyo resumen sería este:

Preguntar si se puede ganar dinero con un blog es como preguntar si se puede ganar dinero cantando, vendiendo plátanos o trasteando en la cocina. Así pues se puede y no se puede ganar dinero con un blog, todo depende del modelo de negocio que haya detrás.

Cuando me preguntan cuánto se puede ganar con un blog, respondo comparándolo con cuánto se puede ganar con un “vídeo”. O sea, que depende. Depende si el vídeo es sobre la comunión de tu sobrino o se trata de una película como El Señor de los Anillos. Uno nunca generará ingresos y otro superó los mil millones de dólares.

Como ya he dicho por aquí en más de una ocasión, un blog es un formato, y sus ingresos o su valor vienen determinados por el modelo de negocio que haya detrás y no por si los dos caben en una caja de plástico de tamaño VHS.

Para seguir leyendo

Las tésis de Abladías: Organizaciones 2.0

Fernando Polo ha compendiado en su blog 20 tesis sobre el reto que supone la web 2.0 para empresas y organizaciones. Os copio aquí las que más me han gustado:

1. Algo se cuece en Internet, y esta marea desbordará -ya lo está haciendo- los diques de las organizaciones, con o sin ánimo de lucro.

6. El problema no es que la gente no tenga talento, es que nos lo reservamos para nosotros mismos. El problema del talento, no es atraerlo ni retenerlo. El problema es que hace falta talento para reconocer el talento.

7. El talento se contagia. Personas que hace apenas unos meses sólo escribían por obligación, ahora leen y escriben blogs con fluidez. O aprenden fotografía, o mejoran sus dotes como diseñadores gráficos. El talento es menos escaso de lo que parece. Y es más fácil de despertar que nunca.

11. Muchos participamos en Internet por el mero hecho de hacerlo. El ego es una motivación crucial, y puede llegar a ser mucho más importante que una remuneración dineraria.

12. Otros contribuyen desinteresadamente en Internet, por el desafío que supone poder resolver un problema. Las organizaciones deben proporcionar a sus miembros oportunidades para resolver problemas.

14. La información quiere ser libre, ubicua y accesible. También dentro de las organizaciones. Empeñarnos en mantenerla bajo llave, siempre supondrá un esfuerzo estéril a medio plazo.

17. En un porcentaje mucho mayor del que se piensa, a la gente no le gusta que le digan lo que tiene que hacer. Casi todos preferimos poder decidir sobre nuestras responsabilidades y nuestras tareas.

18. “El procedimiento perfecto” no es perfecto si no se cumple. Es cien veces preferible un procedimiento imperfecto que ha sido definido y consensuado por los agentes involucrados, que se ven de esta forma comprometidos con su ejecución.