Propositos para el nuevo año

He leído un artículo de Steve Pavlina que viene de perlas para los propósitos de año nuevo:
http://www.stevepavlina.com/blog/2006/12/showing-up/
La idea no es nueva pero me gusta como la aplica a cualquier cosa. Basada en una frase de Woody Allen que dice que el 80% del éxito de lo que hacemos se basa en “actuar como”: actúa como si fueras una persona eficiente y te convertirás en una persona eficiente, actúa como si supieras dibujar y poco a poco te irás convirtiendo en dibujante. Una versión más antigua de esta idea decía que cuando no sintieras algo actuaras como si lo sintieras hasta llegar a sentirlo realmente. Bueno, espero no haberte liado más de la cuenta. Si has entendido esto, el original en inglés es pan comido.

Y ya que había salido la idea a colación he recordado esta otra idea de Steve que me parece genial para habituarse o deshabituarse de algo: date 30 días de prueba, si te gusta date otros 30 y si no lo dejas:
http://www.stevepavlina.com/blog/2005/04/30-days-to-success/

El pirulí del barbero

Hoy, después de muchos años de búsqueda infructuosa, por fin me he enterado de donde proviene el cilindro o pirulí giratorio que adornaba antiguamente las puertas de las barberías. Por lo visto la costumbre proviene de los tiempos en que los barberos hacían sangrías a sus pacientes como remedio a las más variopintas enfermedades. Para anunciar que allí se hacían sangrías el barbero enrollaba un trapo ensangrentado en un palo blanco y de ahí ha derivado el cilindro coloreado que conocemos y que produce un curioso efecto óptico cuando gira.

La fuente de esta información es: http://weblogs.clarin.com/podeti/archives/000423.php