El decálogo de Tim Ferris

Ya voy por la segunda lectura de “La semana laboral de 4 horas” de Tim Ferriss. Me gustan muchas de sus ideas, que espero ir comentando aquí poco a poco. De momento me he hecho una especie de decálogo con las ideas principales del libro.

  1. Haz menos cosas: elimina obligaciones y rutinas innecesarias.
  2. Haz más cosas valiosas y divertidas, esas cosas que siempre recordarás.
  3. Automatiza todo lo que puedas: esfuérzate en ser vago, piensa más cómo ocuparte menos.
  4. Acostúmbrate a delegar tareas: deja todo el trabajo que puedas en manos de terceros, aunque sea pagando (je, je)
  5. Reduce las entradas de información: sobre todo las compulsivas (correo, tv, noticias, internet).
  6. Piensa cosas distintas, piensa en alternativas, abre tu mente.
  7. Practica el hábito de tomar decisiones.
  8. Escribe un diario. Anota cada idea valiosa que pasa por tu cabeza, revisa tu día para mejorar.
  9. ¿Qué te hace ilusión? ¡Hazlo!
  10. Decídete pronto y hazlo rápido.

Artículos relacionados

Referencias

Asistentes personales, una legión de colaboradores

Los asistentes personales o asistentes virtuales son profesionales que se dedican a realizar gestiones de distintos tipos para sus clientes  a través de una relación virtual con este, normalmente a través de correo electrónico o web.

A veces para organizar y sacar más partido a nuestro tiempo necesitamos contar con la ayuda de un asistente, pero contratar una persona para nuestro servicio exclusivo no está al alcance de cualquiera. ¿Seguro? ¿Qué tal contratar un asistente por horas? ¿Qué problema hay en que ese asistente esté en Argentina y nosotros en Sevilla? Un asistente virtual es una persona que trabaja como asistente o secretario ejecutivo para otra utilizando Internet y las nuevas tecnologías como medio de trabajo y comunicación. Suelen cobrar por horas de trabajo empleadas y su localización geográfica es indiferente.

Un asistente virtual puede concertarte una cita con una o varias personas, tras haber averiguado previamente los datos necesarios para contactar con ellas y haberte redactado un breve informe sobre cada una. También puede organizar eventos más complejos o mandarle un ramo de flores y una tarjeta a la tía Frasquita.

Los asistentes virtuales suelen ser trabajadores independientes aunque también están empezando a surgir empresas que ofrecen este servicio teniendo bajo contrato una plantilla de asistentes. Elegir un asistente virtual es una tarea delicada y quizás el primer requisito es que el cliente tenga claro como dirigirse a un asistente personal a la hora de encomendarle una tarea, que tareas son las que debe delegar y hasta donde podrá llegar el asistente en tiempo en dinero sin volver a consultar con el cliente. Es recomendable hacer varias pruebas antes de decidir a encomendar tareas delicadas o de cierta envergadura y probar varios servicios. También hay que tener claro que existen asistentes personales que hacen casi cualquier tarea y otros que solo se dedican a cuestiones empresariales.

Enlaces relacionados

Webs y blogs de asistentes virtuales