El mundo es de los aficionados

El desprecio por los diletantes o aficionados se basa en la miserable convicción de que nadie es capaz de enfrentarse seriamente a alguna cosa si no le anima la necesidad, el hambre o la codicia… pero únicamente es capaz de llevar una empresa con seriedad quien lo hace por amor a la misma. De estos, […]