Fluir en el deporte, otro libro de Mihaly Csikszentmihalyi

fluir_en_el_deporteFluir en el Deporte; Susan A. Jackson, Mihaly Csikszentmihalyi, Steve Jackson

Edición original: Flow in Sports: The keys to optimal experiences and performances

Mihaly Csikszentmihalyi es un psicólogo que se ha especializado en las experiencias de flujo: ese estado mental y físico que alcanzamos cuando nos implicamos de tal forma en una actividad que perdemos la noción del tiempo y del espacio. En esta obra los autores se centran en las actividades deportivas, uno de los campos donde “el estar en flujo” es de la mayor importancia, os dejo las anotaciones que he tomado mientras leía el libro

Sentirse completamente en sintonía con lo que se está haciendo, saber que uno es fuerte y capaz de controlar su destino al menos por un momento, y conseguir un sentido del placer independiente de los resultados, eso es experimentar la fluencia.

La esencia del deporte es la calidad de las experiencias que proporciona. El deporte puede ofrecer un estado anímico tan gratificante que uno lo practica por la única razón de formar parte de ello.

La fluencia nos permite vislumbrar la perfección y por eso volvemos a intentar experimentarla una y otra vez después de haberla alcanzado.

La gente es feliz cuando tiene un propósito y está activamente involucrada en tratar de alcanzar su desafiante meta.

Es la alegría que conseguimos a base de forzar las potencialidades físicas y psíquicas en nuevas direcciones lo que motiva la creatividad humana y lo que lleva a los hallazgos que nos hacen diferentes de cualquier otra forma de vida.

Elementos de la fluencia

Equilibrio desafíos / habilidades

Un primer requisito para fluir es encontrar un equilibrio positivo entre dos elementos: los desafíos que crees que debes afrontar y las habilidades que crees tener. Este “equilibrio” puede desplazarse para facilitar la fluencia.

Metas claras

Las metas dirigen la acción y aportan un objetivo tanto a largo plazo como a corto plazo.

Las metas tienen que ser claramente establecidas con anterioridad para que el atleta sepa exactemente lo que debe hacer. A medida que la actividad progresa el sujeto sabe cual es el siguiente paso que debe dar. Debido a que lo requerido está claramente especificado no hay necesidad de adivinar o dudar sobre lo que uno hace. Se alcanza entonces el estado de flujo.

Visualizar la actividad con antelación (con el máximo detalle posible) es una manera de tener tu mente centrada en metas claras. “Casi puedes predecir o tocar el resultado de la prueba antes de que ocurra”.

Junto a la claridad del intento está la atención constante de lo que se debe realizar a lo largo de la prueba: «A cada instante sabía lo que tenía que hacer y sentía que tenía una inacabable reserva de energía para enfrentarse a cualquier incidencia».

Para seguir leyendo