La rebelión de las masas – José Ortega y Gasset

Jose Ortega y Gasset "La Rebelion De Las Masas"Siempre recomiendo esta lectura a cualquiera que quiera iniciarse con los filósofos españoles (o con la filosofía en general). Ortega escribe cercano, sencillo, como esos hombres sabios de pueblo que sentencian cada vez que abren la boca.

Como poco puedo decir de este libro que consiguió meterme el gusanillo de leer filosofía en el cuerpo. Filosofía de altos vuelos al alcance de los que nos arrastramos por el suelo en estas cuestiones. Y desde una forma de pensar y escribir en español que me lo pone más fácil aún.

Ya de paso he picado y he quedado prendado también de uno de sus discípulos: Julián Marías y a un discípulo del discípulo aún más cercano a nosotros: José Antonio Marina.

Os dejo dos fragmentos para que vayáis haciendo boca:

Ser imprevisible, ser un horizonte siempre abierto a toda posibilidad, es la vida auténtica, la verdadera plenitud de la vida.

El hombre selecto no es el petulante que se cree superior a los demás, sino el que se exige más que los demás, aunque no logre cumplir en su persona esas exigencias superiores. Y es indudable que la división más radical que cabe hacer de la humanidad es ésta, en dos clases de criaturas: las que se exigen mucho y acumulan sobre si dificultades y deberes, y las que no se exigen nada especial, sino que para ellas vivir es ser en cada instante lo que ya son, sin esfuerzo de perfección sobre si mismas, boyas que van a la deriva.

Para seguir leyendo

Bertrand Russell

Gran parte de las dificultades que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes, llenos de dudas.

Bertrand Russell

El arte de amar, Erich Fromm

El amor, como cualquier cosa que merezca la pena en esta vida, requiere de un esfuerzo, de un trabajo consciente y constante. El libro “El arte de amar”, de Erich Fromm, puede darte algunas buenas pistas de por donde van los tiros.

Me ha encantado este libro y creo que me ha aportado mucho. Aparte de algunas afirmaciones algo trasnochadas, para mi gusto, me encanta el enfoque tan sereno y tan práctico que le da el autor al tema. Recomiendo su lectura a todo aquel que esté dispuesto a arriesgarse, esforzarse y quizás también sufrir, para llegar a disfrutar de una vida llena de amor.

Creo que el amor, como cualquier cosa que merezca la pena en esta vida, requiere de un esfuerzo consciente y constante. Este libro puede darte algunas buenas pistas de por donde van los tiros.

Del prólogo
La lectura de este libro defraudará a quien espere fáciles enseñanzas en el arte de amar. Por el contrario, la finalidad del libro es demostrar que el amor no es un sentimiento fácil para nadie, sea cual fuere el grado de madurez alcanzado. Su finalidad es convencer al lector de que todos sus intentos de amar están condenados al fracaso, a menos que procure, del modo más activo, desarrollar su personalidad total, en forma de alcanzar una orientación productiva; y de que la satisfacción en el amor individual no puede lograrse sin la capacidad de amar al prójimo, sin humildad, coraje, fe y disciplina. En una cultura en la cual esas cualidades son raras, también ha de ser rara la capacidad de amar. Quien no lo crea, que se pregunte a sí mismo a cuántas personas verdaderamente capaces de amar ha conocido.

Estar plenamente despierto es la condición para no aburrirnos o aburrir a los demás -y sin duda no estar o no ser aburrido es una de las condiciones fundamentales para amar-. Ser activo en el pensamiento, en el sentimiento, con los ojos y los oídos, durante todo el día, evitar la pereza interior, sea que ésta signifique mantenerse receptivo, acumular o meramente perder el tiempo, es condición indispensable para la práctica del arte de amar. Es una ilusión creer que se puede dividir la vida en forma tal que uno sea productivo en la esfera del amor e improductivo en las demás. La productividad no permite una tal división del trabajo. La capacidad de amar exige un estado de intensidad, de estar despierto, de acrecentada vitalidad, que sólo puede ser el resultado de una orientación productiva y activa en muchas otras esferas de la vida. Si no se es productivo en otros aspectos, tampoco se es productivo en el amor.

Como ser libre, Tom Hodgkinson

Este es un libro sobre la buena vida que esconde en el fondo una verdad sencilla: cuando abrazas a la señora libertad la vida se vuelve más fácil, más barata y mucho más divertida. Mi intención es mostrarte como deshacerte de las cadenas forjadas por la mente y volverte libre para construir tu propia vida.

Me compré este libro con el único propósito de criticarlo y refutar sus argumentos, aunque con la secreta idea de encontrar en él algún argumento que mereciera la pena. Pero tengo que reconocer que me ha acabado gustando, he encontrado en él no una, sino varias ideas interesantes y en cualquier caso muchas sobre las que pensar.

Dicho esto empiezo con las refutaciones. De entrada no me gusta demasiado la idea, por simplista y cómoda, de que vivimos en un sistema alienante y malvado, donde las empresas y los gobiernos son los malos, y los vagos y los “okupas” son los buenos. No vivo en “Lalalandia” pensando que todo es maravilloso, pero si echo un vistazo atrás creo que algo hemos mejorado. Por contra el autor de este libro propone “una vuelta a la Edad Media”, donde según él todo era romántico, la gente era feliz, y los nobles, la gleba y el clero estaban satisfecho s cada uno en su papel.

En cualquier caso el autor parece no tenerla todas consigo y va dando una de cal y otra de arena. Critica el dinero y la riqueza de los ávaros, pero te anima a ser ahorrativo y reconoce que una buena cantidad de dinero no le viene mal a nadie. Critica la tecnología y las máquinas mientras hace uso de ella y recomienda páginas web a los lectores. Propone la vuelta al campo aunque reconoce que tampoco se vive mal en la ciudad.

Toda esta inseguridad y esta dualidad es, sorprendentemente, lo que más me ha gustado del libro: los contrastes que genera, algunos casi absurdos, me han resultado una buena fuente de inspiración, de ideas nuevas y de temas de reflexión. Y, bueno, si hay que volver a la Edad Media, yo quiero ser Robin Hood.

Enlaces relacionados

José Antonio Marina, un filósofo con los pies en la tierra

José Antonio Marina sentado en un sillón con una librería al fondoJosé Antonio Marina es filósofo, escritor y profesor de secundaria. He leído media docena de sus libros, todos me han gustado y me han hecho pensar y cambiar. Cada vez le voy cogiendo más el punto y disfrutando con su lectura. Unas obras me han gustado más y otras menos, pero siempre pueden sacarse de su lectura algunas bellas ideas sobre las que reflexionar o para hacerlas realidad en nuestras vidas.

Estos son los que llevo leídos:

  • Ética Para Náufragos.
  • Teoría De La Inteligencia Creadora.
  • El Laberinto Sentimental.
  • Diccionario De Los Sentimientos.
  • La Lucha Por La Dignidad.
  • El Rompecabezas De La Sexualidad

Os dejo con algunos de mis párrafos favoritos y una entrevista. Continuar leyendo “José Antonio Marina, un filósofo con los pies en la tierra”