La excelencia, mejor a pequeños sorbos

cubos_india

Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, por tanto, no es un acto, sino un hábito. Aristóteles

La excelencia no llegará a nuestras organizaciones o a nuestra vida a base de cambios espectaculares o cuantiosas inversiones. La excelencia viene a través de lo que hacemos cada día: nuestros hábitos. Los resultados extraordinarios son, casi siempre, efectos secundarios de los buenos hábitos.

Si reconocemos que nuestra vida y nuestro trabajo son efectos laterales de nuestros hábitos,  lo mejor que podemos hacer es elegir dichos hábitos cuidadosamente. La mayoría de la gente cae por azar en sus rutinas de trabajo o de ocio, cada uno dará sus razones: así es como lo aprendí, así es como mi padre solía hacerlo, etc. Podemos hacerlo mejor.

Podemos buscar buenos hábitos de manera consciente y añadirlos a nuestra rutina diaria.

Haz un sencillo experimento. Busca en un libro, en internet, (o incluso en este blog), alguna buena práctica que te resulte de utilidad. Aplicala durante una semana, decide entonces si te gusta o te aporta beneficios y si es así continua aplicándola durante un mes. Practica el nuevo hábito hasta que forme parte integral de tu rutina y entonces comienza otra vez desde el principio incorporado otra mejora. Como si estuvieras construyendo unos cimientos, ladrillo a ladrillo, repite este proceso estableciendo nuevos hábitos de uno en uno. No te preocupes si tienes que descartar alguno que no se amolda a tus circunstancias, no mantengas un proceso simplemente porque esté de moda o porque así se ha hecho siempre. Forja tu propio camino, basado en lo que funciona y en lo que no funciona para ti.

No caigas en nuevos hábitos por accidente. Elígelos deliberadamente.

Traducido y adaptado de “Ship It. A practical guide to successfull software projects“; Jared Richardson y William Gwaltney, Jr.

Entradas relacionadas

Una caja de herramientas para el autoestudio

El reto más importante que cualquier persona puede llegar a realizar es llegar a conocerse a si mismo y a desarrollarse plenamente, este artículo de Craig Chalquist nos ofrece una caja de herramientas para emprender tan esforzada y dolorosa labor

El propósito de llegar a conocerse a sí mismo —proceso conocido bajo nombres como trabajo interno, autoactualización, autorealización, estudio de sí mismo e individuación— es abrir la consciencia que despierta a sus fundamentos inconscientes mediante la recuperación de los aspectos negados de uno mismo. Deshacemos nuestras represiones, hacemos contacto con nuestro cuerpo, redescubrimos nuestros sentimientos, estudiamos nuestros deseos y necesidades, ejercitamos nuestros talentos inactivos, soñamos nuestros sueños. Nos abrimos paso a través de viejos conflictos emocionales. Desbloqueamos la creatividad que todos poseemos. Escuchamos «con un tercer oído» los silenciosos movimientos de las profundidades emocionales/intuitivas en nosotros, sabiendo que la retroalimentación de todo nuestro organismo es más confiable que las reacciones limitadas y unilaterales del yo que despierta. – Craig Chalquist

Dicho esto, ¿por dónde comienza uno?

  • Las cuatro actitudes: congruencia (autenticidad), empatía, interés positivo incondicional y espiritualidad.
  • Nunca jamás des por hecho que te conoces a ti mismo o que estás completamente familiarizado con determinadas facetas de ti mismo.
  • Sé brutalmente honesto contigo mismo.
  • Confía en tus impulsos.
  • Evita a las personas que invaliden tus esfuerzos por conocerte a ti mismo.
  • Pasa tiempo con personas que apoyen tu trabajo en ti mismo.
  • Lee libros buenos.
  • Anticipa que será doloroso.
  • Lleva un diario personal.
  • Lee libros buenos.
  • Descifra tus sueños.
  • Construye un árbol familiar de “salud mental”.
  • Mira los eventos a través del ojo de la iniciación.
  • Cuida de tu cuerpo.
  • Reemplaza la actitud de víctima con una actitud de sobreviviente.

Enlaces

Entrenamiento Mental, Terry Orlick

Entrenamiento Mental, Terry OrlickEntrenamiento mental. Cómo vencer en el deporte y en la vida gracias al entrenamiento mental
, Terry Orlick, editorial Paidotribo.

Terry Orlick es una autoridad en Psicología del Deporte que ha ayudado a cientos de deportistas olímpicos a alcanzar sus metas, además de trabajar también con cirujanos, artistas o astronautas. No puedo decir que me haya leído realmente el libro, le di una lectura rápida hace un año en una biblioteca y otra más rápida hace unos días en Google Books con un montón de páginas arrancadas 🙂

Este libro está relacionado con el concepto de “Fluir” del que ya os he hablado en este blog y también nos muestra un camino para lograr la excelencia en aquello que hagamos a través de siete elementos: compromiso, atención dirigida, confianza, visualizaciones positivas, preparación mental, control de la distracción y aprendizaje constante.

En cuanto tenga oportunidad prometo comprarlo, leerlo entero y poneros un resumen aquí, mientras tanto os dejo con algunas de las frases del libro que me han llamado la atención.

«La primera máxima que has de seguir es creer en ti mismo y en lo que has elegido hacer. Si has elegido ser enfermera, tienes que creer en ti como enfermera y trabajar tan duro como puedas para llegar a ser una buena enfermera. No importa cual sea tu profesión, opino que si intentas al 100% ser todo lo bueno que puedes ser, no importa lo bien que lo hagas siempre que tengas fe en ti y te esfuerces todo lo que puedas.»

El poder más grande que tengo en la vida es el poder de elegir. Soy la máxima autoridad sobre mi. Yo me hago a mi mismo.

Allá donde va tu mente va todo lo demás.

La excelencia personal sólo es posible si tienes un sueño y un plan, y no te rindes cuando aparecen los obstáculos.

He probado el enfoque de “hazlo cuando te apetezca” y eso no parece ayudarme a avanzar rápidamente hacia mi meta. Pero cuando me fijo objetivos muy específicos a corto y a largo plazo, las cosas empiezan a funcionar.

Cada persona parte de un punto distinto de acuerdo con sus habilidades personales. Si desarrollas e incrementas esas habilidades, aunque sea durante cortos periodos de tiempo, estarás más vivo, probarás la esencia de la superación personal.

Para saber más