El mayor error

Nadie comete un error mayor que aquel que no hace nada porque solo puede hacer un poco. Edmund Burke

Asistentes personales, una legión de colaboradores

Los asistentes personales o asistentes virtuales son profesionales que se dedican a realizar gestiones de distintos tipos para sus clientes  a través de una relación virtual con este, normalmente a través de correo electrónico o web.

A veces para organizar y sacar más partido a nuestro tiempo necesitamos contar con la ayuda de un asistente, pero contratar una persona para nuestro servicio exclusivo no está al alcance de cualquiera. ¿Seguro? ¿Qué tal contratar un asistente por horas? ¿Qué problema hay en que ese asistente esté en Argentina y nosotros en Sevilla? Un asistente virtual es una persona que trabaja como asistente o secretario ejecutivo para otra utilizando Internet y las nuevas tecnologías como medio de trabajo y comunicación. Suelen cobrar por horas de trabajo empleadas y su localización geográfica es indiferente.

Un asistente virtual puede concertarte una cita con una o varias personas, tras haber averiguado previamente los datos necesarios para contactar con ellas y haberte redactado un breve informe sobre cada una. También puede organizar eventos más complejos o mandarle un ramo de flores y una tarjeta a la tía Frasquita.

Los asistentes virtuales suelen ser trabajadores independientes aunque también están empezando a surgir empresas que ofrecen este servicio teniendo bajo contrato una plantilla de asistentes. Elegir un asistente virtual es una tarea delicada y quizás el primer requisito es que el cliente tenga claro como dirigirse a un asistente personal a la hora de encomendarle una tarea, que tareas son las que debe delegar y hasta donde podrá llegar el asistente en tiempo en dinero sin volver a consultar con el cliente. Es recomendable hacer varias pruebas antes de decidir a encomendar tareas delicadas o de cierta envergadura y probar varios servicios. También hay que tener claro que existen asistentes personales que hacen casi cualquier tarea y otros que solo se dedican a cuestiones empresariales.

Enlaces relacionados

Webs y blogs de asistentes virtuales

Disparar al blanco

Los que hayáis dado una vuelta por mi wiki ya conoceréis los mil intentos que he hecho para organizarme, centrarme en lo importante y hacer que esas veinticuatro horas que me tocan cada día den más de si. O sea, hacer más de lo que me gusta y menos de lo que no me gusta, y esto último hacerlo de manera eficiente y divertida – para volver rápido a lo que me gusta claro. Creo que lo primero que hay que hacer para esto es marcarse unas metas y unos objetivo porqué si no estoy dando palos de ciego.

Hacia la cimaCreo que mi principal problema es que siempre me quedo en la lista de metas, y a veces incluso a mitad de la lista, pero pocas veces me planteo cuales van a ser los objetivos, o metas volantes, para llegar a esas metas finales. El tema de las metas y los objetivos es desde luego para liar a cualquiera, a mi siempre me había parecido que eran la misma cosa. Pero los expertos dicen que no, que son muy distintos, veamos si por fin me he enterado bien:

Las metas: son aquellas que queremos conseguir en última estancia, algunas metas pueden ser inalcanzables, quizás habría que sospechar de ella y plantearse metas más reales.

Los objetivos: son los pasos que hay que dar para alcanzar las metas, deben ser muy concretos, fáciles de medir, deben poder decirnos donde nos encontramos, con fechas de comienzo y fin bien definidas.

Así que mañana mismo empiezo de nuevo con mis listas, una de metas y luego detallar los objetivos, y en cuanto estén los objetivos… manos a la obra.

Nuevo foro sobre Padre Rico en castellano

Se ha creado el primer foro en castellano (http://www.padrerico.es/) para tratar los temas relacionados con el libro. Empezó ayer y mientras escribo esta entrada ya lleva 40 mensajes publicados y unos cientos de visitas. Espero que este nuevo lugar de encuentro pueda servirnos a todos para aprender y encontrar nuevas oportunidades.

Pensamiento vs Acción

Os recomiendo este interesante resumen de Babalum: Saber frente a hacer ¿porqué no se logra que se hagan las cosas?.

Creo que hay que buscar siempre un equilibrio entre ambos términos, la acción sin el pensamiento es ciega, el pensamiento sin la acción es inútil. Pero el artículo viene a advertirnos de que en muchas situaciones se da más importancia al conocimiento que a la acción.

Caminante no hay camino se hace camino al andar