El maestro ignorante

Hoy me he topado con un término que no conocía “Edupunk” puede parecer otro término de moda, pero lo que se esconde detrás de ella en cuanto he arañado un poco la superficie de la web me ha movido a escribir este pequeño artículo.

El termino fue acuñado por Jim Groom, especialista en tecnología educativa y profesor de la University of Mary Washington. El concepto nace en el post The Glass Bees, que publicó en su blog el 25 de Mayo de 2008. El título del post hacía referencia a la novela de Ernst Jünger con una introducción de Bruce Sterling. Fue la novela y, especialmente, la introducción las que motivaron la reflexión de Groom y, de algún modo, el nacimiento del concepto de ‘edupunk’.
El Blog de Moodle

La esencia de edupunk es “Hazlo tu mismo”. La idea es superar las instituciones educativas actuales y tomar en nuestras propias manos nuestra educación y nuestro aprendizaje. A su vez el maestro no tiene que explicar al alumno lo que él mismo sabe sino por el contrario entusiasmarlo por aprender, darle los medios para hacerlo y sobre todo enseñarle a buscar dichos medios por si mismo.

Es posible enseñar lo que uno ignora si uno es capaz de impulsar al alumno a utilizar su propia inteligencia.
Joseph Jacotot

Referencias

Educar para ser, Rebeca Wild

En realidad, ¿qué ideal es éste que de una forma tan decisiva nos ha hecho creer que sólo podemos considerar como aprendizaje aquello que sucede bajo la dirección de una autoridad, sigue un horario exacto, todo el mundo lo hace a la vez y a menudo comporta monótonas repeticiones del mismo tipo de ejercicios? ¿Se esfuerzan nuestras escuelas por aplicar métodos que de la forma más efectiva despiertan el auténtico interés de los niños y con ello todos sus talentos o más bien procuran para la mejor adaptación de los niños en la sociedad existente?

Del libro `Educar para ser`, de Rebeca Wild

Entornos personales de aprendizaje

Cuando hablamos de formación a distancia normalmente pensamos en un Sistema de Gestión de Aprendizaje o Campus Virtual: Moodle, Sakai o BlackBoard (antes WebCT). En resumen, una plataforma en la que alguien propone una serie de cursos, los dota de una serie de contenidos, recluta a un grupo de estudiantes y los pone a leer artículos, enviar trabajos y participar en los foros.

Este planteamiento nunca me ha entusiasmado, pues, en definitiva, se limita a reproducir el sistema educativo que tenemos en las aulas con pocas de sus ventajas y muchos de sus inconvenientes.

Viendo la explosión actual de herramientas de redes sociales, empecé a soñar con la posibilidad de montar un entorno virtual de aprendizaje haciendo uso de las que nos resultaran más convenientes en función de cada actividad formativa y de las materias tratadas.

Por poner un ejemplo: en un curso sobre Historia del Arte podríamos usar Flickr para compartir imágenes y anotarlas, Del.icio.us para compartir y comentar recursos web relacionados con la materia y un wiki para ir publicando nuestro trabajo.

Entiendo que para hacer esto realidad hace falta un gran cambio de mentalidad en alumnos, educadores y gestores de la formación, pero si queremos estar abiertos al futuro, si queremos utilizar toda la potencia que nos ofrece la red para aprender, creo que la corriente discurre con más fuerza por este cauce que por el más avanzado sistema de gestión del aprendizaje con el nadie pudiera soñar jamás.

Toda esta reflexión ha salido a la palestra gracias al descubrimiento (vía Eraser) de un extenso monográfico sobre el tema de los Entornos Personales de Aprendizaje aparecido en la revista electrónica eLearning Papers.

La palabra clave que lo hace posible es Web 2.0: debemos alejarnos de los sistemas de gestión de aprendizaje estándares (técnica “uno para todos”) y centrarnos en los entornos de aprendizaje personales (técnica “uno para mí”), que consisten en recortes y fragmentos, recopilaciones de herramientas y servicios que se empaquetan en paisajes de conocimiento individuales o compartidos, experiencias y contactos. Así se pasa del paradigma de la isla, de la técnica de los sistemas de gestión de aprendizaje, a ver Internet como una puerta, un portal de acceso a oportunidades de aprendizaje.