Los gorrones

gorronesComer de gorra, gorronear, gorrón…

¿Alguna vez os habéis preguntado porqué se llaman así los expertos en “invitabilidad” y “vida alegre”? El termino gorrón proviene de una curiosa costumbre de las primeras universidades españolas. Esta historia me la contó mi amiga Begoña.

En aquella época costaba casi tanto como ahora pillar un buen sitio en el aula a primera hora de la mañana, además los bancos de piedra eran demasiado fríos para las posaderas más refinadas. Así, los estudiantes más acaudalados tomaban a su servicio a un estudiante menos afortunado que era el encargado, entre otras muchas tareas de reservarle un buen sitio y de irle calentado el asiento. Estos estudiantes solían ir tocados con una gorra de gran tamaño y cuando acompañaban a sus benefactores a la taberna el que pagaba la cuenta solía decir al mesonero: “Ponme una jarra de vino y comida y alguna cosilla para el gorrón”.

Así que ya sabéis, si tenéis inclinación a vivir de gorra no cortaros ni un pelo, nuestras raíces se hunden en profundos pozos de sabiduría.

Para ir abriendo boca os paso un enlace al pelo: Comer por la patilla, pues eso, ni más ni menos, un sitio web dedicado al gorroneo.

El gorrón, aquél que se excede en tomar, como no sin cierta benevolencia lo define Aristóteles, es, ciertamente, un ser despreciable. La avaricia y la tacañería no están reñidas, pese a todo, con una cierta dignidad: aquélla que se pone de manifiesto en el no pedir; pero la gorronería supone, entre otras cosas, y acaso principalmente, una pérdida completa de la dignidad. Creo que, con toda agudeza, Teofrasto fue capaz de ver en ese aspecto la nota más distintiva y características del gorrón, hasta el punto de hacer de ella el elemento esencial sobre el que construir su retrato de este carácter: «La gorronería –escribe– es, en términos de definición, un menosprecio de la opinión ajena por mor de una ganancia deshonrosa.» Indudablemente, al gorrón le trae absolutamente sin cuidado lo que piensen o digan de él siempre que obtenga algún beneficio. «Llámame gorrión y échame alpiste»

Enlaces relacionados

La estupidez humana

Una persona estúpida es aquella que causa pérdidas a otra persona o grupo sin obtener ninguna ganancia para sí mismo e incluso incurriendo en pérdidas.

Carlo M. Cipolla clasifica a los seres humanos en cuatro tipos de personas:

  • Desgraciado o Incauto: aquel que se perjudica a sí mismo, beneficiando a los demás.
  • Inteligente: aquel que se beneficia a sí mismo, beneficiando a los demás.
  • Bandido: aquel que obtiene beneficios para sí mismo, perjudicando a los demás.
  • Estúpido: aquel que causa pérdidas a otros, perjudicándose a la vez a sí mismo.

Atención porque de todos estos tipos el idiota es el más peligroso, nunca subestimes a un idiota.

Ciertamente para cualquier líder y para cualquier grupo humano es importante saber manejar a los idiotas y conocer las leyes que rigen la estupidez humana. Para mi la más importante es la de que la estupidez humana permanece constante: no importa el tamaño ni la calidad de un grupo de personas, siempre habrá una proporción constante de idiotas.

Albert Einstein era algo más radical en esto:

Sólo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana, y en cuanto al primero no estoy seguro.

Si queréis conocer más sobre el tema os recomiendo estos enlaces:

¿Cuántos colores tiene el arco iris?

Arco Iris

Esta frase tan simple para nosotros no podrá ser nunca traducida, ni siquiera planteada por los Piraha, una tribu del Amazonas que posee uno de los lenguajes más curiosos jamás estudiado.

Su lengua no contempla conceptos como los colores, los números, ni tampoco los tiempos verbales. A pesar del contacto que mantienen con otros pobladores del Brasil apenas dos palabras del portugués han contaminado su lengua.

Lo más curioso de todo es que la carencia del vocabulario para los números influye de tal manera en su forma de pensar que son incapaces de distinguir entre distintas cantidades y no pueden hacer ningún tipo de cálculo por sencillo que sea.

Debido a su preocupación (fundada) de que estaban siendo engañados en el comercio, los pirahã pidieron a un lingüista que los estaba estudiando que les enseñara unas nociones básicas de matemáticas. Después de ocho meses de estudio diario, entusiasta pero infructuoso, se suspendieron las lecciones. Durante este tiempo ni un solo pirahã fue capaz de aprender a contar hasta diez ni de sumar 1+1.

Sí, pero ¿cuántos colores tiene el arco iris?

Me consta que mucha gente ha llegado a este artículo buscando saber cuántos colores tiene el arco iris y cuáles son. Para no seguir decepcionándolos he decidido incluir este modesto apartado.

El arco iris es un fenómeno óptico que se produce cuando la luz blanca se descompone por difracción en todas las frecuencias de onda de que se compone. Aunque se reproduce todo el espectro de colores de la luz visible, a simple vista y desde lejos podemos observar cinco colores en el arco iris, que aparecen en este orden de fuera a dentro: rojo, amarillo, verde, azul y violeta. Sin embargo tradicionalmente se ha considerado que el arco iris tiene siete colores (rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta), quizás por las propiedades mágicas atribuidas al número siete.

Arco Iris sin colores

Existe otra versión del arco iris pero sin colores que se denomina arco de niebla o arco iris blanco (en inglés “fogbow“). Debido al pequeño tamaño de las gotas de agua que forman la niebla (< 0.05 mm) el arco no tiene colores y aparece blanco.

Arco Iris de luna

Díficiles de ver por ser muy tenues pocas son las personas que han tenido la suerte de ver un arco iris de lunas, pero su formación sigue los mismos principio que la de los arco iris normales. Un buen sitio para ver un arco iris de luna es la base de una cascada como puedes ver en el artículo Arco Iris a la luz de la luna

Referencias

The Codex Seraphinianus

serefni4.jpgEscrito en los años 70 por un ingeniero y diseñador industrial italiano llamado Luigi Serafini, el “Codex seraphinianus” es una extraña enciclopedia escrita en un lenguaje inventado e indescifrable sobre temas tan variopintos como botánica, zoología, maquinas, razaz, deportes y costumbres de un mundo imaginario que parece salido de una pintura de Dalí o Magritte. Un libro raro donde los haya del que ahora podemos disfrutar en Flickr. Para alucinar en colores.

Nota

Desgraciadamente parece que la edición en Flickr del Codex ya no está disponible, puedes ver más imágenes del libro en los dos últimos enlaces que he colocado en el apartado de referencias.

Referencias

Garaje 3.0

Como dijo algún torero “hay gente pa tó”. Después de haber leido con mis propios ojos que un tio consiguió cambiar un clip de oficina por un chalet ¿o era una isla? usando el truco del cuento de la lechera, ahora me encuentro con otro que quiere llenar un garaje de trastos tecnológicos que les envíe la gente sin otra intención que la de hacer ruido y llamar la atención, de momento claro. Juzgad vosotros mismos:

“garage 3.0 es un lugar físico y virtual creado por mctux:// y está dirigido a emprendedores tic, donde en un espacio sin paredes, el hecho de conocer gente, compartir conocimientos, experiencias, recursos y aunar esfuerzos hacen el camino más llevadero.

– de bajo coste, recomendado para emprendedores tic con recursos económicos muy limitados –

Estamos buscando en la caja de herramientas una última arandela que nos hace falta para poder abrir.

– y también a emprendedores tic por si conoces a alguien –

Mientras tanto si eres empresa o ciudadano y te gusta esta nueva iniciativa puedes enviarnos matrículas, ruedas, botellas de nitro, piezas de coche, barco y avión …

– lo del garage va muy en serio, pretende ser un garage tecnológico -”

Sigue flipando leyendo en su web http://garage30.com/