La quinta disciplina, Peter M. Senge

La Quinta Disciplina: Como Impulsar el Aprendizaje en la Organizacion Inteligente

Aunque se trata de un libro de los 90 muchos de los principios que defiende no han llegado a implantarse aún en la mayoría de las organizaciones. Aprovechando que he dado un repasito a mis notas les he dado forma para compartirlas con vosotros.

En nuestra cultura occidental vemos el mundo como un conglomerado de cosas separadas entre si: un árbol, una persona, una casa, una idea, un día, etc. Nos resulta ver el mundo como un sistema complejo en el que todas sus partes están interconectadas entre si. Necesitamos desarrollar un pensamiento sistémico.

Continuar leyendo “La quinta disciplina, Peter M. Senge”

Aprende mejor y más rápido usando la Técnica Feynman

Richard Feynman fue uno de los científicos que participó en el proyecto Manhattan para construir la bomba atómica, uno de los paladines de la física cuántica y un profesor ameno, divertido y apasionado. Feynman tenía la capacidad de aprender cualquier cosa rápidamente y luego explicarla a alguien en términos tan sencillos que cualquiera pudiera entenderlo. Por eso esta técnica lleva su nombre.

Para aplicarla en tus estudios o en tus lecturas escoge un concepto o capítulo que quieras aprender, si es complicado mejor. Tras estudiarlo en tu libro o asistir a clase coge un papel en blanco y en la parte superior pon el nombre del concepto bien destacado.

A continuación explícate o “enséñate” el tema a ti mismo con tus propias palabras, utilizando términos sencillos, huyendo de términos técnicos y dibujando esquemas que faciliten la comprensión. Si te cuesta hablar solo explícaselo a tu patito de goma. No repitas las palabras del libro o los apuntes, suele ser un síntoma de que no has interiorizado el asunto.

Diagrama detallando los pasos de la técnica

Durante la explicación debes hacerte preguntas a ti mismo, también es importante usar analogías para entender y fijar mejor los conceptos.

Si te quedas atascado en algún punto o no tienes respuesta para alguna pregunta puedes consultar de nuevo tu material de estudio, buscar en internet o preguntar a un compañero o al profesor.

“Si no puedo dibujarlo, es que no lo entiendo” Albert Einstein

¡Se súper!

Si ya utilizas esta técnica o te animas a utilizarla me encantaría que en los comentarios me enviaras la url con una foto de alguno de los esquemas que hagas. ¡Pasa a la acción!

Superenlaces

Competencias laborales, inglés y empleo

En entornos educativos y en el mundo laboral es cada vez más frecuentes escuchar el término “competencias”. Las competencias son la unión de conocimientos, habilidades y actitudes a la hora de llevar a cabo cualquier actividad. Aunque en principio parezca otra moda pasajera esta sencilla palabra puede provocar una verdadera revolución en nuestras organizaciones y en nuestras vidas si conseguimos comprender y aprovechar todo el potencial que encierran. Las competencias aúnan la teoría con la práctica, el saber con el hacer y son las únicas que pueden acortar el trecho que va del dicho al hecho.

El rio Tamesis a su paso por Londres - Foto: Juanan Ruiz

Una de las competencias más demandadas en estos momentos es el conocimiento de un segundo idioma, principalmente el inglés. Y aún iría más allá, creo que esta competencia se ha convertido en un factor determinante para los profesionales que están a la búsqueda de empleo o los que desean dar un salto cualitativo (y cuantitativo) en su carrera.

El inglés que aprendemos durante nuestra formación académica no se aborda como una competencia, ni siquiera se aborda como un aprendizaje, se aborda como un estudio y esto, al enfrentarnos a la práctica, no sirve para nada. Para colmo, años después, cuando intentamos abordar el aprendizaje de un idioma por nuestra cuenta volvemos a caer en la misma trampa, de nuevo volvemos al “estudio”

Si intentamos abordar el aprendizaje del idioma, desde el enfoque de las competencias una luz aparece al final del túnel. No se trata de aprender reglas sintácticas, conjugaciones verbales, ni listas interminables de palabras sin relación entre si. Las competencias hablan de destrezas, conocimientos, habilidades, aptitudes y actitudes. Yo añadiría dos importantes términos más a la hora de adquirirlas: imitación e inmersión.

Como dice la web de una importante academia de inglés en Barcelona: “Creemos que el aprendizaje de la lengua es más eficaz cuando los estudiantes interactúan y participan activamente en inglés, disfrutan de las clases y estas les facilitan independencia y autonomía, así como cuando se implican y se esfuerzan dentro y fuera de clase.”

Así pues olvidemos el término “estudiar inglés” y pasemos a “escuchar, hablar, leer y, sobre todo, disfrutar del inglés”, eso ya si son habilidades concretas, pero todavía deberíamos afinar algo más. De nuevo las competencias vienen en nuestra ayuda, ya que, por definición, se encuentran segmentadas en niveles de manera que resulte sencillo determinar donde se encuentra una persona respecto a esa competencia y cuales son los requisitos para seguir avanzando.  Una buena definición de estos niveles para las competencias en idiomas es el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

Por tanto debemos cambiar nuestra mentalidad y abordar el aprendizaje del inglés de una manera más relajada y natural, os dejo algunos consejos que leí hace tiempo en un interesante artículo sobre el aprendizaje:

1. Es más importante familiarizarse que entenderlo todo.

2. Si te atascas en algo saltatelo y sigue adelante.

3. Lleva un cuaderno de viaje donde anotes en forma de dibujos y esquemas lo que vas aprendiendo o lo que más te va gustando

4. Sin actividad no hay aprendizaje: anota o repite lo que escuchas, dibuja lo que entiendas, escribe, subraya, graba tu voz, hazte un vídeo, escucha una canción mientras lees su letra o intentando escribirla tú.

5. Olvídate del destino y disfruta del camino: quítate de encima la presión de aprender y disfruta de la experiencia. Viendo películas, escuchando canciones, buscando intercambios o charlando con tus amigos angloparlantes.

Bueno, espero que estas palabras os hayan servido para empezar a cambiar el “chip” y animaros a adquirir esta importante competencia profesional: leer, hablar y escribir en inglés. En un próximo artículo os daré una buena colección de recursos online para que os pongáis manos a la obra.

Tiempo para el aprendizaje y la creatividad

puerta_circularPor muy ocupados que estemos nunca deberíamos dejar de buscar un espacio y un tiempo para la creatividad y el aprendizaje entre nuestros quehaceres cotidianos. En primer lugar, desde luego, por los momentos de disfrute que nos brindan. En segundo lugar por que pueden ayudarnos a enfocar desde nuevos puntos de vista nuestra vida, nuestro trabajo y el resto de nuestros quehaceres cotidianas. Os propongo una lista de cosas que podemos hacer para romper la monotonía, resetear nuestro cerebro, volvernos los ojos del revés o sentirnos como extraterrestres por un momento.

  • Haz algo que no hayas hecho nunca: tricotar un chaleco, recolectar en el campo, patinar, cavar una zanja, hacer malabares, andar con zancos, remar en una barca.
  • Aprende algo nuevo, también valen cosas que ya sepas hacer pero haciéndolas de otras formas o con otras herramientas.
  • Lee libros y artículos: novelas, cuentas, divulgación, historia, arte, comics, filosofía, técnicos. Date de vez en cuando una vuelta por una librería o biblioteca y visita las secciones que menos frecuentes.
  • Visita un lugar que te sorprenda: una fábrica, una empresa innovadora, un edificio nuevo, un parque que no conozcas, una vuelta por una barriada o un pueblo que nunca hayamos visitado, estas últimas mejor hacerlas sin compañía para dejarnos envolver por las sensaciones.
  • Sonido: cierra los ojos un momento intentando distinguir todos los sonidos que te rodean y trata de identificarlos, escucha con atención una obra musical que te guste intentado captar todos los matices y detalles, no tiene porqué ser música clásica, vale también el rock duro.
  • Dedica tiempo a pensar: piensa en las cosas que haces, ¿pueden hacerse de otra forma?, piensa en porqué haces las cosas ¿podrías hacer menos cosas y así poder probar otras?, piensa en los objetos que usas a diario ¿porqué son así? ¿podrían mejorarse?
  • Herramientas: ten siempre a mano una libreta para apuntar cualquier idea que se te ocurra, dibuja mapas mentales, haz esquemas, escribe cualquier cosa que se te ocurra por estrambótica que parezca.

Enlaces relacionados

Rodéate y aprende de los mejores expertos


Ship It! el libro
Traducido y adaptado de Ship It. A practical guide to Successful Software Projects. Jared Richardson. William Gwaltney Jr.

Una de las inversiones más inteligentes que puedes realizar en ti mismo y en tu carrera es rodearte de la gente adecuada, ellos serán el mejor recurso que podrás encontrar nunca. Busca a personas que ya saben hacer lo que tu quieres hacer, o que se comportan como tu quieres comportarte o, al menos, busca a  gente realmente inteligente que puedan imaginar como hacer algo. Compartir tiempo con gente de este calibre te enseña a aprender y a ser mejor en tu trabajo (cualquiera que sea)

Y si no puedes acceder directamente a este tipo de personas al menos trata de llegar a ellos a través de sus libros, entrevistas, charlas o cursos. Un libro cada mes no puede hacerte daño. Y mientras lees y aprendes , busca forma de aplicar estas nuevas ideas a tu trabajo actual.

Exponte a nuevas ideas. Entrena a tu mente para encontrar formas de aplicar estas ideas a tu trabajo. Es más fácil pensar que una nueva idea no encaja con tu trabajo o tus atribuciones, pero el objetivo es aprender a pensar de forma diferente. Procura romper un plato de vez en cuando, sal de tu agujero, aprende a buscar relaciones entre conceptos e ideas que parecen no tener nada en común. Analizando y mirando con ojo crítico lo que te rodea y lo que haces encontrarás los puntos débiles. Pero para ello tienes que practicar una nueva forma de pensar que te será de gran ayuda. La mayoría de la gente nunca aprenden estas destrezas y menos aún llegan a ser buenos en ellas.

Para seguir leyendo