¿Quieres ser tu mejor tú? Ingredientes para alcanzar la excelencia personal (o como ser el mejor en algo, sí o sí)

Hace muchos años, tuve que pasar una mañana entera en una biblioteca para hacer tiempo esperando a unos amigos en la Universidad. Como me pasa siempre me sentía como un niño que entra en una tienda de juguetes y quiere llevárselos todos. Así que me propuse ir buscando libros que llamaran mi atención e ir dando un vistazo rápido para salir de allí con una buena lista de títulos para leer con más tiempo. No se si fue el primero o el segundo que cogí, pero me llamó la atención un libro de un tal Terry Orlick: "Entrenamiento Mental", con el pasé todo la mañana. Alguna vez he hablado en el blog de este libro y he compartido con vosotros las frases que me han impactado. Pero hoy quiero compartir con vosotros mi reflexión personal sobre el tema central del libro: "cómo desarrollar la excelencia personal".

La finalidad de este artículo es intentar transmitirte una idea clara, que puedas empezar a poner en práctica, de los pasos que tienes que dar si quieres ser excelente en algo, sobresalir del resto, llegar a ser un número uno en tu campo.

El camino de la excelencia comienza cuando descubres alguna faceta en tu vida con la que decides comprometerte incondicionalmente. Has tenido una visión o has descubierto una misión que te aporta significado, alegría y pasión. Esto no quiere decir que debas esperar que te llegue la iluminación para empezar a trabajar. Empieza por lo más parecido a una "pasión" que tengas y el resto vendrá detrás.

La mayoría pensamos que las personas que destacan en algo han nacido en otra galaxia, han tenido una suerte increíble o estaban predestinados a ser lo que son.

Si eres como esa mayoría quizás te conformes con llevar una vida "normal", haciendo un trabajo "normal" de una manera "normal" para ganar un sueldo "normal" ¡es que todos no podemos ser estrellas! ¡tiene que haber gente para todo! ¡tengo que llevar un sueldo a casa a fin de mes! ¡tengo tres hijos que alimentar! Lo siento, pero voy a llamar a estas objeciones por su nombre: mentiras, excusas, autosabotaje. ¡Todos podemos ser estrellas! ¡Todos debemos ser unos cracks en lo que hacemos! ¡Todos deberíamos intentar, al menos "intentar", desarrollar al máximo nuestras posibilidades! Porque todos tenemos algo especial que nos diferencia del resto, porque todos tenemos capacidades que no utilizamos y que a veces ni siquiera conocemos, y sobre todo porque si vives en esta parte del mundo donde tienes acceso a internet ya tienes todos los recursos y posibilidades que hacen falta para llegar a la cumbre, a la cumbre de ti mismo, a tu mejor tú.

Pero en ese camino acechan muchas trampas, lo se porque yo he caído en casi todas ellas, y aunque de vez en cuando nos levantamos con ganas de peleas y decidos a dar el 100% a la vuelta del camino volvemos a tropezar con otra piedra (o con la misma).

¿Qué te parece si les damos un repaso para no volver a chocar con ellas? Intentaré recorrerlas en el mismo orden en que deberíamos afrontarlas, de esta manera además de una lista de marrones tendrás también un mapa del camino que tendrás que recorrer.

  1. Visión y misión
  2. Compromiso
  3. Preparación mental Visualizaciones positivas
  4. Confianza
  5. Atención dirigida
  6. Control de las distracciones
  7. Aprendizaje continuo
  8. Salir de la zona de confort

Falta de visión y misión.

"Tengo [20,30,40,50,60] años y no sé que quiero hacer de mayor", esto me pasa a mí mucho, tengo ganas de hacer algo grande, de entusiasmarme con algún proyecto pero no se por cual empezar, me falta visión y misión. Para mi la visión sería como el paraíso en el que finalmente queremos vivir, ese mundo mejor que imaginamos, esa situación que queremos alcanzar. La misión es la manera en la que voy a llegar a esa visión. Si la visión es el fin, la misión son los medios. Así que procura no caer en aquello de "el fin justifica los medios". Importa el "qué" pero también importa el "cómo".

Si no tienes claros cuales son tu visión y tu misión empieza por algo que te guste mucho, algo con lo que disfrutes, aunque sea modesto pero que te suponga un reto. Supera primero ese reto y quizás desde la cima vislumbres tu siguiente misión. Además ese camino que has recorrido será una valiosa experiencia para acometer nuevas empresas.

¿Te falta compromiso?

Tienes más o menos claro cual es tu pasión, o al menos has encontrado algo que te motiva y te divierte. Pero… no sabes por donde empezar, te falta base, no terminaste tus estudios, eres demasiado mayor, tienes tres hijos, hay que invertir mucho dinero, es muy duro empezar desde cero. ¿Sabrías etiquetar estas frases que acabas de leer? Si, ¿verdad?, llevan un letrero rojo con letras muuuuuy grandes que dice: ¡EXCUSAS! Sabes lo que necesitas cuando aparecen las excusas: COMPROMISO.

Si te comprometes con tu pasión, si estás realmente decidido a hacer lo que quieres hacer entonces las excusas no serán obstáculos: serán hitos que te muestran el camino. ¿Tienes poco tiempo? tendrás que dejar de hacer cosas que no te aportan nada para hacer lo que realmente te gusta. ¿El problema es que te falta base o no terminaste tus estudios? pues esta claro: necesitas identificar cuál es la preparación o los conocimientos que te faltan y una vez identificados ponerte manos a la obra.

Cuando surjan problemas la fuerza de tu compromiso te ayudará a convertirlos en oportunidades, cuando caigas en el desaliento tu compromiso te hará levantarte aun cuando parezca que no tengas fuerzas.

Por eso es muy importante que antes de seguir en el camino de la excelencia hagas un firme compromiso con aquello que deseas. Recuerda, primero tienes que identificar claramente cuáles son tu visión y tu misión; una vez identificadas tienes que plantearte si quieres comprometer la mayor parte de tus energía y de tu tiempo a conseguir esa misión. Si es así haz un firme compromiso, ponlo por escrito, coméntalo con tus amigos o tu pareja, y empieza a recorrer el camino.

Preparación mental, intelectual, física y técnica

Los planes no sirven para nada pero planificar es imprescindible. D. Eisenhower

Antes de emprender el camino necesitarás un plano. Si éste no existe tendrás que crearlo tú y si existe tendrás que encontrarlo. Estirando un poco más la metáfora verás que también necesitarás un equipaje, una preparación física y una preparación intelectual.

Dedica dos horas durante un par de días a planificar aquello que quieres lograr. Lo primero que necesitas es realizar una preparación mental, el estado de ánimo y la energía que te van a hacer falta para cometer este proyecto. Luego necesitas la logística: ¿qué recursos intelectuales y materiales hacen falta para empezar? Por último deberías hacer un plan general de aquello que quieres hacer, sólo es necesario que detalles al máximo los pasos iniciales, pues los demás será más fácil irlos puliendo cuando vayas acercándote a ellos.

Otro factor importante dentro de la preparación mental es ir previendo cuales son los problemas que te vas a encontrar por el camino, una buena lista ya la tienes en este artículo, pero tendrás que concretar más en función de aquello que hayas elegido. Y, recuerda siempre. que el obstáculo es el camino. La verdadera diversión consistirá en ir enfrentando los problemas y ser capaz de resolverlos. Puede que falles más de una vez pero te levantarás y lo volverás a intentar.

La preparación mental también será muy importante cuando enfrentes una situación que pueda desalentarte o perjudicar tu actuación. Intenta prever siempre por adelantado estas situaciones y prepárate mentalmente para ellas recorriendo en tu cabeza con imágenes, palabras o sensaciones los obstáculos a los que te vas a enfrentar. Piensa como los irás resolviendo con confianza gracias a la preparación que has hecho anteriormente.

En este punto puedes utilizar las visualizaciones positivas. Aunque suene un poco esotérico, el visualizar por adelantado una buena actuación por tu parte te ayudará a hacerlo mejor cuando llegue el momento. En algunos campos ensayar es relativamente asequible, por ejemplo, un bailarín puede practicar cientos de veces un paso de manera que el día de la representación salga perfecto. La conversación con un cliente importante o enfrentarse a un examen suele ser más difícil de ensayar porque no sabes exactamente qué va a pasar. Por eso te recomiendo que utilices las visualizaciones positivas, esto creará en tu cerebro las conexiones necesarias para que el día de la prueba salga todo perfecto, es como si recorrieras un camino que te resulta familiar

Confianza

La confianza es la actitud principal que vas a necesitar en el camino de la excelencia. La confianza es el aceite que engrasa la maquinaria para que todo vaya fluido.

Cuando llegue el momento de actuar, cuando llegue el momento de darlo todo, tienes que tener una actitud confiada. Piensa que el mundo es de los valientes, de aquellos que lo intentan. Ten confianza en tu preparación, en tu concentración, ten en mente las mejores actuaciones que has tenido, repítete a ti mismo que todo va salir bien y, esa misma confianza, hará que todo salga bien.

Atención dirigida y control de las distracciones

Durante tu aprendizaje, durante tu entrenamiento y, sobre todo, durante tu actuación debes buscar siempre el foco, estar centrado en lo que estás haciendo, no dejar que nada desvíe tu pensamiento de la actividad que estás realizando.

Igualmente es importante saber recuperarse de las interrupciones, para ello es bueno que establezcas una rutina que te permita volver a tu foco después de una interrupción. Por ejemplo, cuando algo te interrumpa, toma una breve nota de lo que estabas haciendo y lo que pretendías hacer. O repite una frase o muletilla que le diga a tu cerebro que hay que volver al trabajo con la misma concentración de antes.

Aprendizaje continuo

Si me dieran ocho horas para cortar un árbol pasaría seis de ellas afilando el hacha. Abraham Lincoln

En el mundo cambiante en que vivimos el aprendizaje tiene que ser constante en cualquier ámbito se descubren nuevas técnicas se incorpora nuevos materiales o directamente cambia el entorno completo. El ser humano ha llegado hasta aquí porque ha sabido adaptarse a un ambiente cambiante Y la mayor cualidad que tenemos, la que nos diferencia del resto de especies, es nuestra capacidad de aprendizaje y adaptación a las nuevas circunstancias.

Salir de la zona de confort

Llegará un momento en el que lo que antes te parecía un reto ahora se ha convertido en rutina. Es posible que incluso te aburras tanto que empieces a hacer las cosas peor. Por ello es importante salir de tu zona de confort, abandonar el terreno conocido donde te sientes seguro. Busca nuevos retos, aprende nuevas técnicas para hacer las cosas mejor o más rápidamente, estudia lo que están haciendo otros en tu campo. Recuerda que cuando no estás creciendo estás menguando.

Rueda de la excelencia personal

Algunas dudas y obstáculos que te puedes plantear

  • Me dirás que todo el mundo no puede ser un figura, te diré que las personas excelente: los genios, los deportistas de élite, los emprendedores que triunfan, los premios Nobel son personas como tu y como yo. ¿Qué falla ahí? El compromiso.
  • Quizás lo intentas con todas tus fuerzas, lo tienes claro y estás comprometido, pero aún así no avanzas, no sabes por donde empezar, te dispersas; te diré que necesitas hacer para evitar esto: visualizaciones, control de las distracciones y aprendizaje continuo.
  • Yo hago todo eso, lo que pasa es que muchos lo hacen mejor que yo, no he tenido la preparación necesario o no estaban alineados los astros el día que nací. Mira mejor lo dejo y me voy a buscar algo más sencillo, a mi altura. Entonces te diré que necesitas: confianza y atención dirigida.
  • Vale pero es que no se por donde empezar, no se que es lo mío. Bueno pues estamos en el principio, pero no importa, esto es como una noria, puedes subirte en cualquier asiento, no hay un principio y un final. Si estás en este punto vas a necesitar una visión de lo quieres, luego te has de marcar una misión, y cuando tengas ambas tienes que hacer un firme "compromiso". No importa que te equivoques una vez o muchas, si te entregas de corazón a obtener la excelencia personal todo lo que hagas te va a servir si tienes que volver a empezar en otro campo. De hecho hay gente que cuando logra un éxito completo en algo prefiere empezar de nuevo e intentar triunfar en otro tema. Lo que de verdad le ponía era superarse a si mismo y el propio esfuerzo para ser el mejor.
  • Ok, casi me has convencido, pero es que yo no quiero ser un figura, yo quiero disfrutar y divertirme y llevar una vida cómoda. Dame la felicidad, pero quédate con el esfuerzo. Por supuesto que puedes hacer lo que quieras, no estoy aquí para obligarte a nada, y si no quieres comprometerte a nada contigo mismo sería inútil que yo te intentará convencerte por otros medios. Sólo te recuerdo que las personas más felices son aquellas que se realizan plenamente, que llegan a ser lo que tenían que ser. Y que el mayor disfrute se consigue tras realizar un esfuerzo y alcanzar aquello que nos habíamos propuesto. Y que la diversión no nos espera al final del camino, sino durante todo el trayecto, aunque haya tragos duros y momentos de desaliento.

Para seguir profundizando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.