Los secretos de la mente millonaria, T. Harv Eker

Fotografía: David LacartaFlickr Creative Commons

Los libros sobre como hacerse millonario se pueden contar por millones, al igual que los libros sobre como perder peso o como convertirse en un irresistible seductor. Todos ellos apelan a necesidades universales, a deseos que casi todos llevamos grabados en nuestro subconsciente. Es exactamente el mismo mecanismo que utiliza la publicidad para hacernos consumir productos y servicios. Por otro lado este tipo de libros vienen a llenar una carencia generalizada de conocimientos sobre los temas que tratan: educación financiera, alimentación saludable, educación afectiva, etc. Así que cuando alguno de estos libros cae en mis manos, procuro al menos darle una ojeada y buscar si tienen algo que enseñarme. Os dejo pues con un resumen de los puntos que me han parecido más interesantes y con el consejo de no creer nada de esto a pies juntillas.

Resumen de “Los secretos de la mente millonaria” de T. Harv Eker

El patrón del dinero

los-secretos-de-la-mente-millonaria-amazonLa mayoría de las personas estamos preprogramados para un nivel de riqueza, normalmente bajo :(,nuestros padres nos transmiten su propia actitud ante el dinero con sus acciones y sus palabras. Para superar esta barrera psicológica debemos tomar conciencia de ella, descartarlas y comenzar a utilizar los patrones de pensamiento y comportamiento que utilizan las personas que prosperan.

Esta programación funciona como un termostato, cuando alcanzamos cierto nivel económico empezamos a gastar y a endeudarnos hasta que volvemos a nuestro límite inconsciente establecido; si obtenemos un aumento de sueldo, recibimos una herencia o nos toca la lotería de nuevo volveríamos a nuestro nivel anterior al cabo de un tiempo.

Es esencial que reconozcas de qué modo tus viejas formas de pensar y de actuar te han llevado exactamente donde te encuentras en este momento. Lo primero que el autor recomienda es hacernos conscientes de nuestros prejuicios sobre el dinero, la riqueza y las personas que la alcanzan y la mantienen; preferiblemente por escrito. Lo siguiente que deberíamos escribir son las ideas que dan la vuelta del revés a esta programación actual para convertirnos en personas más prósperas.

Las investigaciones han demostrado que independientemente del tamaño de sus ganancias, la mayoría de las personas que ganan en la lotería al final acaban volviendo a su estado económico original, es decir, a la situación que les resulta cómodo manejar

Toma las riendas de tu propio destino: abandona el papel de víctima

Debes tomar de inmediato el control de tu vida y de tus finanzas. Puede que ahora mismo estés siguiendo un camino que otros te han marcado, debes abandonar el asiento de atrás y sentarte al volante de tus decisiones y actos. Deja de quejarte y echar la culpa al gobierno o a tu jefe. Hasta que no te des cuenta de que eres el único responsable de tu situación financiera nada va a cambiar en tu vida. Toma decisiones, actúa, asume tus errores e intenta descubrir que hiciste mal para volver a intentarlo y hacerlo mejor. De nuevo sería recomendable que hicieras una lista de todo aquello que se te ocurre que puedes hacer para aumentar tu prosperidad y otra de lo que tienes que dejar de hacer.

Ten una actitud positiva ante el dinero y hacia la gente que lo tiene

Solemos pensar en los ricos con envidia, desdén o desconfianza. Parecida actitud tenemos ante el dinero: pensamos que nos va a cambiar para mal, que nos volverá tacaños o que no vamos a ser capaces de administrarlo. Si sólo ves obstáculos en tu camino hacia el dinero vas a tener muy pocas oportunidades de conseguirlo. Por el contrario los ricos ven oportunidades, toman riesgos y ponen su dinero a trabajar para obtener más dinero. (Comentario personal: a mi esto me pasa mucho, pero me ayuda el pensar en el dinero como si fuera tiempo, así le quito mucho hierro.)

Si quieres ser rico tienes que poner toda la carne en el asador

Los ricos tienen claro que su meta es la abundancia, así que desarrollan un compromiso incondicional hacia un alto nivel de prosperidad. La gente que simplemente “quiere” ser rica y ponen límites a lo que están dispuestos a hacer o a sacrificar tienen muy complicado llegar a ningún sitio. Algunos de estos compromisos pueden ser: trabajar duro, ser menos libres, ponerse retos continuos, trabajar en uno mismo, aprender sobre el dinero y las finanzas, crear un negocio o fundar una gran compañía. Una buena estrategia es empezar a trabajar en el sector en que te gustaría destacar con entusiasmo y curiosidad, normalmente empezando desde abajo.

Los ricos eligen que se les pague según los resultados. Los pobres eligen que se les pague en función del tiempo empleado

Apunta muy alto para llegar muy alto

La mayoría se conforma con tener unos ingresos fijos y suficientes, para ser millonario hay que pensar a lo grande. Pensar a lo grande implica trabajar a lo grande, intentando ofrecer un servicio o producto a gran escala. La cantidad de gente a la que llegues será la que determinará tus ingresos.

Cuidado de caer en la trampa de cambiar tiempo por dinero, el tiempo es limitado. Se puede trabajar en la calidad de nuestro servicio o producto, y en el número de personas a las que impacta, esto si es ilimitado.

Para hacer crecer el dinero tienes que manejarlo bien

Ganar mucho dinero puede ser relativamente sencillo, mantener una fortuna y hacerla crecer eso ya es otra cosa. Para esto se necesita disciplina, formación e inteligencia. Parte de nuestros ingresos deben provenir de ingresos pasivos, ingresos que no necesitan una inversión de tu tiempo. Para empezar deberías ahorrar un porcentaje de tus ganancias, ese porcentaje es el que debes invertir inteligentemente para que trabaje para ti, constituyendo la base inicial de tus ingresos pasivos. Piensa a largo plazo y aprende a aplazar la gratificación instantánea.

Ten un buen concepto de ti mismo si quieres tener éxito

Es muy importante creer en uno mismo, saber donde puedes aportar valor, averiguar que es lo que haces mejor, prepararte a fondo y entregarte a ello con todas tus energías. Igual de importante es transmitir este valor y entusiasmo a los demás, para así obtener a cambio lo que mereces, porque lo mereces.

En resumen

Se consciente de que tu nivel de riqueza está programado en tu mente desde tu niñez. Descubre tu patrón actual y sustitúyelo por uno nuevo orientado al éxito y la abundancia. Una vez hecho esto utiliza las siguientes pautas para pasar a la acción:

  • Toma el control de tu destino
  • Mantén una actitud positiva hacia el dinero
  • Apunta muy alto para llegar muy alto
  • Pon toda la carne en el asador
  • Haz crecer el dinero manejándolo correctamente
  • Ten un gran concepto de ti mismo y transmítelo a los demás.

Superenlaces

Autor: juananruiz

Apasionado por la vida, el conocimiento y la lectura. Todos los días intento mejorar en alguna faceta o aprender algo nuevo y esa mejora es lo que trato de compartir en este humilde blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.