Como tener buenas ideas

Sello de correo conmemorativo del lanzamiento del Sputnik

Sello de correo conmemorativo del lanzamiento del SputnikEl 4 de octubre de 1957 la Unión Soviética puso en órbita el “Sputnik”, el primer satélite artificial de la historia. Al otro lado del mundo, en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad de John Hopkins, un grupo de investigadores estaban almorzando en la cafetería y saltó la pregunta: “¿Alguien ha tratado de escuchar esa cosa?”.

Resulta que el “Sputnik” enviaba sus datos a la tierra mediante microondas y los rusos querían dar tanta publicidad a su logro que la transmisión se hacía en una frecuencia muy fácil de detectar. Así que los investigadores pidieron permisos a sus jefes para intentar detectar dichas transmisiones, alguien trajo un aparato receptor, otro una antena y al cabo de un rato estaban todos extasiados escuchando al “compañero de viaje” (que es lo que significa “sputnik” en ruso): “Bip, bip, bip”.

Cuando llevaban un rato escuchando aquella “música celestial” comenzaron a notar que el sonido iba cambiando a medida que transcurría el tiempo. Alguien explico que era debido al efecto Dopler y otro preguntó si se podría calcular la ubicación exacta del satélite midiendo dichos cambios (como cuando contamos el tiempo que transcurre entre la luz de un rayo y el sonido del trueno). Ni cortos ni perezosos empezaron a recoger más datos, pidieron permiso para usar la computadora de la Universidad, que por aquel entonces ocupaba una habitación entera, y en tres o cuatro semanas tenían la trayectoria exacta del satélite alrededor de la tierra.

Satélite GPS - NASADos semanas mas tardes uno de sus jefes se presentó en el laboratorio. Se preguntaba si, al igual que habían calculado la posición del satélite desde un punto conocido de la tierra, podrían hacerlo a la inversa: calcular la posición de un punto en la tierra conociendo la posición del satélite. Resulta que el ejercito de los Estados Unidos tenía unos cuantos submarinos navegando por el fondo del océano y era un poco complicado conocer su posición exacta. Tras unos cuantos cálculos los investigadores dijeron que era posible. Había nacido el GPS (Sistema de Posicionamiento Global).

Esta interesante historia la cuenta, de una manera mucho más divertida, Steven Johnson en una charla de TED Talk titulada “¿De dónde vienen las buenas ideas?“.

Para Steve las ideas no son chispazos que estallan en nuestra mente de forma aislada, sino que más bien son redes que se van tejiendo y reforzando hasta alcanzar suficiente “masa crítica” en nuestra mente.

Todas las interacciones que realizamos a diario, las ideas a las que nos vemos expuestos, los errores de otros, etc; conforman una especie de red líquida en donde las ideas van evolucionando y creciendo hasta cobrar vida propia. En algún momento una de estas ideas adquiere nítidez en la mente y decimos que hemos tenido un momento “eureka”.

Las mejores ideas, por tanto, no se producen en un laboratorio solitario, o sentados en nuestro sofá. Tampoco surgen de la nada o en un momento puntual, más bien se van gestando a lo largo del tiempo y van adquiriendo forma en el contacto con los demás: en la cafetería, en las charlas de pasillo, al principio y al final de las reuniones (aunque por desgracia casi nunca “durante”)

El desafio que se nos plantea es el de crear las condiciones que conformen ese caldo de cultivo en que las ideas pueden irse incubando hasta alcanzar su madurez. Aquí te propongo cinco maneras para empezar a tejer una tupida red de ideas en tu mente, espero que en los comentarios me propongas algunas más:

  • Rodéate de gente interesante y emprendedora, intenta provocar conversaciones interesantes. ¡Sal a la calle!
  • No temas en comentar tus ideas en voz alta, déjalas por ahí sueltas para que crezcan sanas.
  • Escucha las ideas de los demás, otras perspectivas pueden darte la clave que te faltaba.
  • Lee libros (o blogs) interesantes que desarrollen ideas atrevidas y te hagan pensar.
  • Participa en blogs que te resulten inspiradores (igual este mismo puede valer) no solo leyendo sino dejando también algún comentario sobre las ideas del autor. Dejar un comentario es mucho más sencillo que escribir un artículo, estás sometido a menos presión y tus ideas pueden fluir con más libertad.Aprovecha para dejar uno en este blog (el primero es gratis)

Adenda

Curiosamente el lanzamiento del Sputnik, también provocó indirectamente el nacimiento de otra gran idea. Los norteamericanos se “picaron” tanto con este logro de los soviéticos que crearon una nueva Agencia para Proyectos de investigación Avanzada (ARPA) que pudiera investigar y desarrollar ideas avanzadas y tecnología más allá de las necesidades conocidas. Su proyecto más famoso, sin duda el más ampliamente utilizado, fue la creación de una red para conectar sus ordenadores, ARPANET, que posteriormente provocó el nacimiento de Internet.

Para saber más

Autor: juananruiz

Apasionado por la vida, el conocimiento y la lectura. Todos los días intento mejorar en alguna faceta o aprender algo nuevo y esa mejora es lo que trato de compartir en este humilde blog

1 opinión en “Como tener buenas ideas”

  1. Muy buen post. Me ha gustado la forma de contar la historia para utilizarla despues como ejemplo.
    Solo añadiria que además de salir a la calle, !sal a twitterland! Rodeate de gente interesante en redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.