Si ves que algo no funciona ¿porqué no lo arreglas tú?

Mi actitud, nada original desde los estoicos, es contraria a la queja: si lo que nos ofende o preocupa es remediable debemos poner manos a la obra y si no lo es resulta ocioso deplorarlo, porque este mundo carece de hojas de reclamaciones.

Fernando Savater

No se si es un defecto de este país en el que vivimos o se extiende al resto del mundo, pero ante cualquier problema, suceso o contratiempo lo primero que solemos buscar es un culpable, aportar las soluciones pertinentes al caso en un pestañear de labios y volver a nuestra cerveza.

Tanta queja disipa nuestras energías, nos distrae de nuestras obligaciones y devociones y nos impide aportar soluciones a este mundo tan falto de ellas. Antes de quejaros de algo os animo a reflexionar sobre lo que podríais aportar vosotros y, si os apetece, a poner manos a la obra. Como bien dijo alguien alguna vez: «La cuestión en política es que todos queremos hacer realidad los fines, pero nadie quiere hacer realidad los medios».

Publicado por juananruiz

Apasionado por la vida, el conocimiento y la lectura. Todos los días intento mejorar en alguna faceta o aprender algo nuevo y esa mejora es lo que trato de compartir en este humilde blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.