Edward Estlin Cummings

Ser simplemente tú mismo, en un mundo que se esfuerza, día y noche, por convertirte en alguien distinto, significa entablar la batalla más dura que un ser humano puede librar, una batalla que no cesa jamás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.