Get Things Done, ahora con fundamento científico

Corteza frontopolarYa he hablado en otro artículo, del libro Get Things Done, un método para organizarse y ser más efectivo, que ha arrasado en las librerías y en Internet. La idea principal de GTD es sacar de tu cabeza todas las tareas pendientes y llevarlas a un soporte organizado (libretas, fichas o agenda electrónica) en el que podamos confiar. Según su autor, David Allen, de esta manera liberamos a nuestra mente de un lastre que nos impide concentrarnos en aquello que estamos haciendo, pues nuestro cerebro nos irá lanzando avisos continuamente para que no olvidemos aquello que no hemos apuntado.

Hace unos días he comenzando a leer “Como aprende el cerebro”, de Sarah-Jayne Blakemore y y Uta Frith. Un interesante compendio divulgativo de los últimos descubrimientos de la neurología y la psicología cognitiva en el que encuentro la base científica del libro de David Allen. Os dejo con el fragmento que viene al caso.

Acordarnos de hacer algo en el futuro mientras estamos realizando otra actividad corresponde a lo que se conoce como memoria prospectiva. La utilizamos continuamente y algunos científicos como Paul Burgess y Tim Shallice han sostenido que esta capacidad es exclusiva de los seres humanos.

En ciertos experimentos sobre la memoria prospectiva Paul Burges y sus colegas han observado que tener presente la intención de hacer algo en el futuro entorpece la tarea que se tiene entre manos.

Curiosamente, la zona del cerebro que controla este tipo de memoria es la corteza frontopolar, situada hacia el centro de la frente. De ahí debe venir la instintiva costumbre de darnos una sonora palmada en la frente, cuando hemos olvidado hacer algo que ese pedacito de cerebro tenía que habernos recordado.

Así que ya sabéis, tened siempre algún recurso a mano para anotar aquello que no queremos olvidar, utilizar un avisador o alarma para que no se nos pase la hora o tener una lista de todas las tareas que tenemos pendiente aumentara nuestro rendimiento en la tarea actual: ¡científicamente demostrado!

Referencias

  • Como aprende el cerebro, Sarah-Jayne Blakemore y Uta Frith; Ariel 2007. Casa del Libro.
  • The role of the rostral frontal cortex (area 10) in prospective memory; Paul W. Burgess, Sophie K. Scott, Christopher D. Frith; PDF

6 comentarios en “Get Things Done, ahora con fundamento científico

  1. Efectivamente, cuando tienes la cabeza llena de tareas pendientes, no te puedes concentrar en nada. Pero…. hay otra teoría, que dice, que el subconciente va madurando las ideas, buscando alternativas, soluciones, de forma que cuando afrentas alguna de las tareas pendientes, la solución es mucho más fácil. Aunque sea vivir estresado….. 🙂

  2. Todo el articulo es maravillos y bastante bueno sin embargo el autor de GTD no es Tim Allen(actor) es David Allen

    Saludos

  3. Oooops, que despiste, ni siquiera conozco al mencionado actor, seguro que tenía algo en espera en mi corteza frontopolar mientras escribía el artículo, muchas gracias por la corrección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.